Enfrentando a la muerte…


Enfrentar la muerte definitivamente es algo muy duro, nunca podremos estar preparados cuando alguien se va de manera violenta, nadie nos ha educado al respecto, sencillamente el golpe viene con fuerza, sin misericordia, es como una nube grande y negra que se extiende sobre todos los seres que de una u otra manera amaron a la persona que fallece, la sombra fría y vacía de esta nube se queda por mucho tiempo en las almas de los afectados, según la fuerza que tenga cada uno la va sacando de su vida, buscando luces, esperanzas, convirtiendo los recuerdos en bellos pasajes de fe y haciendo que la esperanza de vernos mas adelante nos de la entereza para seguir avanzando en este estado tan confuso que llamamos vida.

Lo mas importante de este periodo de búsqueda de la luz es no olvidar para sanar, sino sanar para recordar, superar para honrar, sobrevivir para poder contar la historia del que ya no esta para que nunca caiga en la peor de las muertes, el olvido.

Olvidar es como borrar una historia que se tenía que contar, el que no recuerda deja de sentir el calor del que ya no está, elimina vestigios de humanidad en las obras y herencia del que se ha ido, anula una y mil veces toda posibilidad de memoria, asesina con su negación toda posibilidad de que aquella existencia sea conocida por otras generaciones, incinerando pensamientos, aniquilando sentimientos y exiliando de nuestros corazones lo poco que nos deja la muerte, los momentos vividos.

Desde aquella fría mañana de diciembre cuando me enteré de la partida absurda de Jonathan no he dejado de pensar en él, de lo que fuimos, de lo que pudimos haber sido y de lo que soy hoy en día cuando físicamente ya no esta a mi lado, del vacío que se siente perder a alguien que te quería sinceramente y que era capaz de hacer por ti cualquier cosa, de los buenos momentos que pasamos juntos, del éxito que poco a poco estaba consiguiendo y de lo buen hijo, hermano y primo que era.

Es extraño, cuando recreo todas esas cosas en mi cabeza la tristeza se aleja y lo que queda en mi corazón es un sentimiento de rabia devastador, inmenso, una sensación que me pesa hondo en el alma pero que no puedo evitar sentir, ¿Por qué diablos pasan este tipo de tragedias?, ¿Acaso el merecía terminar así?, definitivamente no lo creo, mas bien trato de creer que estas son cosas del grandísimo y que no tenemos la madurez espiritual para entenderlas, hay algo mas arriba de nosotros que en este nivel no podemos manejar, ese algo decidió que Jonathan era necesario allá arriba y para desgracia de nosotros nos lo quitó sin explicación alguna.

Hoy le tengo un encargo a Dios, no voy a pedir por Jonathan porque yo se que él esta mejor que nosotros allá arriba a donde todos pertenecemos, voy a rogarle por todos los que quedamos aquí y le extrañamos, los que sentimos su perdida y no podemos entenderla, los que tenemos las entrañas llenas de furia por no comprender como un Dios amoroso le hace este tipo de cosas a sus hijos, los que se quedaron sin su compañía y su vida hoy parece un laberinto sin salida, los que le quisimos y los que el quiso, su gente, los panas del centro, los panas de Tarapio, la gente de Boca de Aroa y los que se me olvidan, por todos va este lamento.

Danos paz nuestro señor para sobre llevar el peso que significa esta perdida, danos luz para seguir con este camino que es el vivir y regálanos la dicha de poder recordar a nuestro Jonathan sin niebla en nuestras almas, con la alegría de la seguridad que esta a tu lado, cuidándonos y guiándonos, ayúdanos a entender tus decisiones y a ver en el cielo la sonrisa del que se fue, porque tu lo puedes, ayúdanos señor, amen.

Hoy 25 de junio de 2008, se cumplen seis meses de la trágica desaparición de mi querido amigo Jonathan Palacios quien ayer 24 debió haber cumplido 28 años de edad, metalhead, borracho, melómano, excelente amigo, extraordinario hijo, amoroso novio y mejor primo, un tipo llano y con miles de defectos, pero noble hasta los huesos, en el día de hoy mi querido hermano con estas letras te rindo homenaje, Dios te bendiga donde quiera que estes…..

Anuncios

4 pensamientos en “Enfrentando a la muerte…

  1. viejo por muy gay que pueda sonar, joda, jhonatan debe estar feliz de haber tenido amigos tan arrechos, de seguro quien quita y este mejor que nosotros en ese paraiso rockanrollero que todos hemos soñado discutiendo con hendrix, rhodes, con shuldiner, bebiendo como los dioses vikingos en fin una fantasía pero que acaso no lo es nuestra vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s