Reload: Cartujo y rocanrol…


Si hay una bebida con la cual se puede relacionar de manera directa al rockanrolero venezolano es el anís, ya que este cumple con todos los requisitos del borracho pobre, buena, barata y rendidora,  ¿quien no se ha regocijado escuchando Iron Maiden y bebiendo de a pico cartujo bien frío?. La experiencia es casi alucinógena, comienzas bebiendo grandes vasos en la mayoría de los casos ligado con limón (que vaina mas buena), te sientes bien muy bien, al tiempo te sientes mejor mucho mejor, a las dos horas estas efervescente, casi explosivo, cuando llegas a tu casa la cama parece una licuadora y al otro día te das cuenta que algo ha cambiado en ti, si respiras te sabe a anís, si bebes agua sabe a anís, si cagas te huele a anís, te has convertido en el hombre anís y lo malo es que no te has dado cuenta que tu cabeza parece una campana de iglesia, has sido victima del efecto cartujo.

Pero como somos masoquistas el próximo viernes lo volvemos a comprar, todo ocurre de la misma manera, el vasito, full hielo, anisito, limón, voila que comience la destrucción de neuronas, llega un momento en que si estas escuchando Bon Jovi a tus oídos les parece Pantera, lo que hace que comiences una olla en la sala de tu amigo con resultados muy desfavorables tanto para el como para ti, al despertarte al día siguiente piensas – amigos se consiguen en todas partes-, una pea como la de anoche no tiene precio.

Si lo vemos en retrospectiva nos damos cuenta que el anís ayuda a la sociedad en la lucha contra las drogas, muy poca gente que se emborrache con anís consumirá drogas posteriormente, porque te dices, – ¿si así es con anís, como será con cocaína?-, mejor ni pruebo esa basura, mi licorcito dulce es mi mejor anfetamina, gracias a dios que esto sea así, ¿porque si no se imaginan como seria el consumo de estupefacientes en el país?.

Ojo que quede claro, no podía ser cualquier anís el consumido en nuestro akelarres, tenia que ser Cartujo, si no era de esta marca era mejor beber ron, ya que por ejemplo el anís El Mono era demasiado caro para unos thrashers pela bola como nosotros, por otro lado estaba el anís El Moro de una calidad inferior a nuestro brebaje preferido, era demasiado niche para la liga que jugábamos. Pero toda regla tiene su excepción,  en esos días cuando no se conseguía otra cosa el anís Malaga era una opción respetable, de un sabor distinto a nuestro querido Cartujo con bastante limón se podía disimular el cambio de bouquet, tonterías de muchacho ya que los estados alterados eran los mismos.

Ahora que somos adultos todos mis amigos beben escocés, yo les pregunto ¿y el anisito?, ellos me dicen; no vale me hace mal para la tensión, el doctor me recomendó un Old Parr, que doctor tan bueno le manda a los pacientes güisqui. Me da mucha risa porque nadie se los imaginaria tirados en el piso nadando en un charco de hielo derretido pidiendo un cartujito mas, ja,ja,ja,ja,ja,ja que tiempos aquellos, que viva el anís cartujo y el rock and roll también.

Un saludo a mis compañeros aniceros de toda la vida, que el cartujo este con ustedes y con su espíritu.

Este post fue escrito originalmente el 25 de septiembre de 2006…

Anuncios

3 pensamientos en “Reload: Cartujo y rocanrol…

  1. Nunca he probado el anís. Me pica la curiosidad. Yo soy de los que bebe una vez cada seis meses (Si mucho), pero no sería mala idea conocer el sabor del anís algún día. Veremos 😀

  2. JAJAJAJAJAJA chaamooo que artículo tan cierto jajajaja…. dios no puedo parar de reir por leer tanta crónica de la vida de un rocker venezolano…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s