Hace 20 años se fue Freddie


Alcanza con vislumbrar apenas una silueta para identificarlo. La de Freddie Mercury es de esas imágenes que no tienen igual: con capa y corona de piedras precisosas en pose de “reina”, con el puño en alto y los pies separados, con esa musculosa blanca y su bigote de otra época. Lo mismo pasa con su increíble voz, de un registro casi lírico inabarcable e inalcanzable, no sólo para otros cantantes de rock sino para los de otros géneros también. A 20 años de su muerte, la estampa y la voz de Mercury siguen siendo únicas. En sus 45 años de vida vivió con la intensidad de varias existencias y dejó su identidad marcada a fuego en el show bussiness.

C uriosamente, quien hizo famoso el mote de Reina ( queen ) no había nacido en Gran Bretaña sino en la isla de Zanzíbar, en pleno Océano Indico (antiguo portectorado británico, hoy parte de Tanzania), el 5 de septiembre de 1946. Esa geografía exótica, a medio camino entre Africa y la India, le marcó el carácter desde muy niño, cuando aún se llamaba Farrokh Bulsara. De ascendencia persa, Mercury fue de esas personas que se inventan a sí mismas. Fue él quien impuso el nombre del grupo (Queen) que formó junto a Brian May, John Deacon y Roger Taylor y fue él quien forjó la impronta visual que marcó una época del rock. Su carisma lo desplegaba por igual frente a miles de personas en los estadios y en la intimidad junto a sus amigos, quienes lo recuerdan como a alguien incansable para la diversión, y muy generoso.

A los 8 años, sus padres lo enviaron a estudiar a la India, de donde eran originarios. En Bombay vivió con su abuela y su tía, y aprendió a tocar el piano y la guitarra. Su familia practicaba la religión zoroástrica y él nunca renegó de sus orígenes. Sus rasgos asiáticos le daban el toque naturalmente exótico que toda estrella de rock puede pretender. Antes de cumplir los 20 años se mudó a Londres y allí su vida cambió radicalmente: además de estudiar diseño gráfico, vender ropa y tocar en algunas bandas, decidió cambiar su nombre.

Nacía Freddie Mercury, nacía Queen, nacía la leyenda.

Por entonces también apareció una de las personas más importantes de su vida: Mary Austin. Esta mujer, de familia humilde, fue su esposa durante seis años, y cuando Freddie descubrió y asumió plenamente su homosexualidad, la relación se transformó, pero mantuvo el cariño y el respeto por el resto de sus vidas. Tanto que él fue padrino, años después, de uno de los hijos de Mary con su nueva pareja. Freddie declaró que Austin era su mejor amiga y una de las pocas personas que estuvieron a su lado en sus últimos momentos. Ella fue la primera en enterarse de que Freddie padecía VIH y en su testamento, el músico le dejó la mitad de su fortuna, incluso Garden Lodge, la lujosa mansión que Mercury tenía en el exclusivo barrio londinense de Kensington, repleta de muebles antiguos, pinturas originales y rodeada de un jardín japonés.

El resto fue legado para su compañero de muchos años, Jim Hut-ton, sus padres, su hermana, su ayudante personal, su cocinero y su chofer y guardaespaldas. A mediados de los ‘80 encontró el amor en su nueva pareja, el peluquero Hut- ton, con quien vivió hasta su muerte, pero en el apogeo y gloria de su reinado como rey del rock. Freddie transitó muchos de los excesos que, años después, colaborarían en su fatal desenlace. Los más allegados al músico decían que hubo épocas, principalmente durante las giras, en las que Freddie no pasaba dos noches seguidas con el mismo amante, frecuentando clubes y fiestas gays donde la promiscuidad era lo más común. Sin embargo, él declaraba que toda la extravagancia y extroversión que mostraba en el escenario, menguaban cuando se encontraba en la intimidad. Por eso, declaró públicamente en una carta que padecía sida, recién un día antes de morir. Así, terminó con todas las especulaciones sobre su salud que habían rondado por meses. Unos años antes, Mercury vio avecinarse la tragedia cuando dos amigos suyos, ex amantes, murieron de sida. Entonces, la enfermedad era mala palabra, no sólo por sus consecuencias fatales sino por la estigmatización social que implicaba.

Mercury consiguió lo que pocos logran: trascender el espacio del rock y volverse universal. Y eso lo llevó a ser elegido, por ejemplo, para grabar (antes de su muerte) el himno de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 junto a Montserrat Caballé. Después de su muerte, Mercury fue votado en varias encuestas como uno de los mejores cantantes populares de la historia. En 2006, la revista Time Asia lo nombró como uno de los asiáticos más influyentes de los últimos 60 años. En 2010, una encuesta del diario británico The Sun lo ubicó como el Máximo dios del rock, lo que indica, como en su himno de despedida ( Show Must Go On ) que realmente Mercury nunca se fue (Paul Rodgers lo reemplazó como pudo años atrás, pero no era el mismo Queen).

La madrugada del 24 de noviembre de 1991, después de haber sufrido tremendos dolores, casi sin poder ver ni moverse solo, Freddie murió en su casa, en su habitación pintada de amarillo y rodeado de sus afectos más cercanos.

24.11.2011 | Por Sandra Commisso scommisso@clarin.com

8 pensamientos en “Hace 20 años se fue Freddie

  1. Loooocooo me lanse pa dios salve la reyna con el gusano y el viejo loco primera fila… De pana q esos panas lo hacen muuuuuuuyyyyyyyyyyyy identico.. El freddie argentino ese lo unico q le faltaba era altura pero se parecia igualito marico… Que vaina mas depinga. Buena musica. Buena voz. Buena banda… De pana excelente.
    Lo unico malo es q en el venetur no a llegado la ley de costos y ahí aun estan especulando. La racion de tequenos a 100 lucas pa q te cagues.

    Hubo un duo local. Un pana con un bajo 6 cuerdas y otro con un cuatro. A esos dos hay q averiguarle la vida esos panaaasss toooooocaaaaaannnnnn que par de tipos pa tocar depinga.. Una gue vo na da… Tengo un videito de esos panas en el tlf el dia q tengas un hijo y nos veamos te lo muestros buen cabronaso…..
    Saludos a su woman….

    Peace out…
    PD: a todos los come gatos de aqui… VIVA CALLE 13

    Slave dice:

    Solo tengo algo que decir, trimarditoooooooooooooooooo!!!

  2. Grande Freddie Mercury, inolvidable….

    Cambiando de tema, falta poco para ver a uno de los 4 grandes del Hard Rock de toda la historia, los eternos Uriah Heep!!!!!

  3. Este tipo es INIGUALABLE, es ÚNICO. Nos dijo que nos estremecía, nos dijo que nosotros eramos los campeones, nos dió su cariño en tarima, nos hizo rockear a todo pulmón con su banda que era uno de los mejores, y una vez nos dijo que “No quiero ser una estrella de rock, quiero ser una leyenda” y antes de morir nos dijo que el show debia continuar. Me crié escuchando sus canciones y, de verdad, no tengo palabras para expresar mi admiración y respeto por el. Viva Queen, viva Freddie Mercury.

  4. Excelente Reseña!! El hombre detrás de la leyenda. Grande Freddie!!!

    Verga, algún día tengo que ver a Dios Salve A La Reina… “Bohemia Rhapsody” les queda muy arrecha, los que ya lo han visto saben de que les hablo y a los que no, los invito a que lo vean por youtube.

    Yo también ando fiebruo por ver a Uriah Heep… ojalá no se pasen de caletas y toquen “Sunrise”.

    Saludos.

  5. Hoy sí puedo decir que le hallo sentido a que utilices la palabra “universal”, pues Freddie es de esos grandes que trascienden modas, estilos musicales e ideologías.

    Son pocas las bandas de las que puedo decir que soy fanboy. QUEEN es una de ellas (La otra es Iron Maiden) y sólo decir que a pesar del tiempo transcurrido, no existe NI EXISTIRA otra banda como la que todos conocimos con Brian May, Roger Taylor, John Deacon y por supuesto, el inmortal Freddie Mercury. De verdad que esta es una de esas personas que nos dejó mucho antes de lo que debía y que tenía tanto para dar al mundo. Freddie, incluso en el ocaso de su vida lanzó dos álbumes memorables (“The Miracle” e “Innuendo”) y nunca dejó de hacer arte, no solo con su incomparable voz, sino también con su arrolladora presencia escénica y creatividad en cuanto a composición lírica y musical. Un grande, de esos que se cuentan con los dedos de la mano. Aparte, ¿Cuántas bandas pueden presumir de tener una discografía impecable desde el primero hasta el último álbum como QUEEN? Pocas, muy pocas…

    ¡Grande Freddie! Forever in our hearts!

  6. Grandioso Freddie. Hubiera sido grandioso verlo en las olimpiadas de Barcelona con Monserrat Caballé, gran amiga suya.
    Otros 20 años de culto para Freddie. Su espectáculo continuará siempre!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s